miércoles, 25 de abril de 2018

JORNADA DE DERECHO COLECTIVO en la UNSA

En el marco del día internacional de los campesinos y la semana de los Pueblos Originarios se llevo a cabo una Jornada sobre los Derechos de los Campesinos y de los Pueblos Originarios en la Facultad de Naturales de la Universidad Nacional de Salta.

La actividad fue organizada desde la Cátedra de Soberanía Alimentaria en acuerdo con el Centro de Estudiantes. Se convocaron a los Sujetos territoriales a través de las instituciones orgánicas que representan al sector, para dar un relato y un estado de situación ante los distintos ataques y persecuciones que sufren en sus territorios, el marco jurídico, su aplicación y las demandas reglamentarias correspondientes.

La apertura estuvo a cargo de los responsables de la Cátedra, el Centro de estudiantes y la Decana de la Facultad de Ciencias Naturales. Quienes remarcaron y reflexionaron sobre el estado coyuntural que vive el país, donde se evidencia un claro achicamiento de las políticas públicas para el sector más desprotegido de la sociedad, con ajustes y cierre de áreas específicas, como lo es el caso de los recortes y despidos de trabajadoras y trabajadores del ministerio de Agroindustria de la Nación que impacta directamente sobre el Sujeto de la Agricultura Familiar de Pueblos Originarios y de los Campesinos.

Para el dialogo intercultural se invitaron a la Coordinadora de Tierras de Morillo, MOCASE Vía Campesina, Unión de los Pueblos de la Nación Diaguita Salta - UPNDS, El Encuentro Nacional de Organizaciones Territoriales de Pueblos Originarios – ENOTPO, la Alianza Latinoamericana de Pastoralismo y Alianza Mundial de Pastoralismo y el MNCI.

Algunas Vocerías, como el Referente Antolin Soraire de la Coordinadora de Tierras de Morillos remarco, “necesitamos la reparación histórica para los campesinos”, “no todo es llorar sino construir propuestas colectivas”, “nosotros resistiremos aunque nos manden la gabilla”.

La compañera Cristina Loaiza del MOCASE puso énfasis en el abandono de las políticas públicas para el sector.

El hermano H Fabián, Delegado de la UPNDS, refrendo el espacio legitimo como Pueblo Nación, saludando la construcción de ámbitos que permitan el dialogo entre iguales y donde cada sujeto pueda ejercer la vocería en primera persona. Ante la coyuntura que hoy sufren los Pueblos ante los ataques sistemáticos de los sectores oligárquicos del poder y de las elites dominantes en connivencia con un sector de la justicia, “los pueblos estamos unidos y organizados en instituciones legitimas”, “deben saber que no habrá método científico que detenga nuestro proceso legítimo como Pueblo Nación, porque es irreversible”

El Lonko Roberto Ñancucheo, referente nacional del ENOTPO, enmarco la realidad de los territorios organizados, las luchas reivindicativas históricas, los procesos constitutivos legítimos propios, la represión como método del gobierno actual, las propuestas y demandas que ejercen los Pueblos ante él y los Estados monoculturales, para su trasformación en estado plurales que den plena participación y contención a los más de 40 pueblos y naciones originarias que preexisten al país. 

Desde el Encuentro Nacional de Organizaciones Territoriales de Pueblos Originarios como espacio de articulación de los procesos propios como Pueblos, se viene trabajando por las reivindicaciones históricas, traduciendo en propuestas concretas cada una de las demandas territoriales, como lo es el caso de la reglamentación de la Propiedad Comunitaria Indígena, deuda del Parlamento Argentino, para lo cual las organizaciones desde el 2010 construyeron el anteproyecto de ley para la Propiedad Comunitaria Indígena ingresado al Parlamento con expediente 5137-D-2017 para su pronto tratamiento, entre otras iniciativas legislativas.

La Alianza Latinoamericana de Pastoralismo y Alianza Mundial de Pastoralismo puso énfasis en las realidades del sector pastoril, sobre todo en Formosa donde se viven procesos de readaptación continua en los sistemas productivos de vida.

El referente Diego Montón del MNCI, remarca las desigualdades y el menosprecio hacia el sector de la agricultura familiar, donde, “el sector tiene regulado solo un 3 por ciento de la tierra, mientras produce para el 75 por ciento de la población a escala mundial”.

Desde el sector campesino se viene trabajando sobre la Declaración de los derechos de los campesinos, y que es documento a consolidar en las agencias y áreas atinentes al tema en Naciones Unidas-ONU.

Durante la jornada se presentaron productos de la agricultura familiar, producidos por hermanas y hermanos de pueblos originarios, de campesinas y campesinos, quienes ofrecieron su producción colectiva como aporte a la soberanía alimentaria.

En un Salón auditorio colmado de referentes de Pueblos Originarios, de organizaciones Campesinas, de referentes de organizaciones sociales y políticas, de catedráticos, de estudiantes y públicos en general se dio cierre a la actividad, intercambiando diálogos panel y público, con los compromisos conjuntos de profundizar dando continuidad a la propuesta de visibilizar en marcos de realidad territorial y de respeto a la diversidad cultural.







miércoles, 28 de marzo de 2018

¡GENOCIDIO ORIGINARIO NUNCA MAS!



Movilizados por Memoria, Justicia, Identidad y Territorio.

24 de Marzo - Movilización en Salta - UPNDS ENOTPO junto a organizaciones de DDHH, sociales y políticas.

Los Pueblos Originarios, como protagonistas de nuestra lucha, historia y proyección como Pueblos Libres, desde cada territorio, levantamos las banderas históricas de emancipación continental que defendieron nuestros héroes y mártires Kallchakí, Kajfvkura, Chelemin, Viltipoco, Likar, Kipildor, Meguesoxochi, Lefxaru, Tomás Paniri, Tupac Amaru, Bartolina Sisa, Andresito Guacurarí, del mismo modo que lo hicieran los héroes revolucionarios de mayo como Miranda, Belgrano, Güemes, Artigas, Castelli, Moreno, Juana Azurduy, Sucre, Bolivar, O´Higgins, y quienes reconocemos como hermanos indígenas y afrodescendientes, San Martín, Dorrego y Monteagudo. Todos ellos abrazaron el ideal de la libertad, la igualdad y la reparación histórica, dando su vida por nuestra Patria Grande, Libre y Soberana.

Desde la segunda mitad del siglo XIX, y como parte del proceso de conformación del estado-nación argentino, nuestros pueblos y territorios sufrieron campañas de exterminio y dominación ejecutadas por el Ejército argentino al mando de Roca y Victorica, con la complicidad de la Iglesia y el aval de la elite gobernante y cipaya, representada en la figura de Domingo F. Sarmiento y financiadas por los terratenientes del norte bonaerense, encabezados por el titular de la Sociedad Rural, Martínez de Hoz.

Estos sectores oligarcas son los mismos que replicaron el Terrorismo de Estado durante la última dictadura, a partir del Golpe cívico militar de 1976, con un resultado de 30.000 de compañeros y compañeras desaparecid@s, con asesinatos, torturas, saqueos, robo de bebés y de identidades Estos mismos son los sectores que se beneficiaron con las políticas neoliberales de los ’90 y que hoy se reciclan en frentes y alianzas políticas que asaltaron el poder en el 2015, engañando a un sector de la sociedad, para continuar enriqueciéndose con el saqueo de nuestros territorios y bienes naturales, con el apoyo de las corporaciones financieras y los monopolios mediáticos que invisibilizan, tergiversan y criminalizan la lucha legítima de nuestros pueblos.

Si bien el 24 de marzo es un día de memoria para que NUNCA MÁS suceda lo que tuvo lugar durante la última dictadura cívico-militar, los Pueblos Originarios en Argentina también hemos sido víctimas de la violencia sistemática por parte del Estado. Nuestras identidades han sido negadas y nuestras culturas avasalladas, nuestros líderes han sido (y siguen siendo) asesinados y nuestros niños arrancados de sus familias y distribuidos entre familias blancas porteñas para que sirvan en tareas domésticas. Por eso, en este día especial, también reclamamos justicia y memoria para los Pueblos Originarios. Para que no se olvide el proceso sistemático de eliminación que desde el Estado se ha aplicado sobre nuestros Pueblos, identidades y culturas, y para que NUNCA MÁS se nos invisibilice, suframos explotaciones y desalojos, se ataquen nuestras prácticas culturales y espiritualidad, se criminalicen nuestros reclamos y se asesinen a nuestros autoridades y comuneros.

Rechazamos todas las operaciones mediáticas llevadas adelante por seudo comunicadores públicos, serviles a la patronal corporativa, quienes con investigaciones falsas y marcos teóricos establecidos por la conquista, hoy pretenden invisibilizarnos, negar nuestras identidades y desconocernos como Naciones milenarias y preexistentes a la conformación del Estada, para continuar replicando su modelo reaccionario, totalitario y oligárquico.

Exigimos que los organismos del Estado asuman su responsabilidad y pongan freno a esta constante persecución, hostigamiento, discriminación, xenofobia y asesinatos dirigidos y perpetrados contra nuestras familias y autoridades comunitarias.
Por nuestros hermanos perseguidos y desaparecidos en la última dictadura civil y militar, por el etnocidio y genocidio sufrido por nuestros Naciones y Pueblos Originarios exigimos Justicia y Reparación Histórica.

¡JUSTICIA PARA JAVIER CHOCOBAR!
¡JUSTICIA PARA SANTIAGO MALDONADO!
¡JUSTICIA PARA RAFAEL NAHUEL!
¡LIBERTAD AL LONKO FACUNDO JONES HUALA!
¡CESE DE LA CRIMINALIZACIÓN Y PERSECUSIÓN A LOS PUEBLOS ORIGINARIOS!

¡PROPIEDAD COMUNITARIA INDÍGENA YA!




domingo, 21 de enero de 2018

“Es Parques el que está dentro de nuestro territorio”

INSTRUMENTO DEL DESPOJO QUE SUFRE EL PUEBLO MAPUCHE

Los apologistas de Francisco Moreno no encuentran paradójico que el héroe de Parques Nacionales consagrara buena parte de su tiempo a “recolectar huesos humanos y a profanar tumbas”, según se encargó de recordar Ramiro Nahuel Lincán durante su intervención en el ciclo “El pueblo mapuche vive”.
Adrián Moyano


El tercer encuentro de la iniciativa se llevó a cabo en la Biblioteca Aimé Painé del barrio Virgen Misionera (Bariloche), cuyas instalaciones quedaron muy chicas para albergar a la considerable asistencia. La propuesta corre por cuenta del Colectivo El Kultrunazo, Pu Pichike Choike y el Espacio de Articulación Mapuche.

Lincán estudia la Tecnicatura en Viveros que se imparte en la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN) pero los orígenes de sus conocimientos residen en los fundamentos más profundos de la cultura mapuche. Cuando se instituyó, Parques Nacionales funcionó como instrumento para consumar el despojo que 50 años antes, había perpetrado el Estado. “A mí me llamaba la atención que mi padre y mi madre conocieran los usos de las plantas del bosque porque mi padre es de Cushamen y mi madre de Río Chico. Pero a sus familias las corrieron a la estepa”.


Es la historia por la que tuvieron que atravesar centenares o quizá miles de sobrevivientes mapuches, cuando la persecución militar se transformó en acoso institucional. “La estepa es un ambiente muy rico”, aunque los fundadores de Parques Nacionales sólo vieran “un desierto de cultura y de flora. La flora nativa es impresionante, la diversidad es increíble”, destacó Lincán, para poner en evidencia la contradicción de la excusa conservacionista.

Entre los mapuches, el espacio se piensa en tres niveles: wenu mapu, nag mapu y miñche mapu. El primero puede traducirse como territorio de arriba y se extiende a partir de los árboles y los contornos de los cerros. El segundo es el territorio de la experiencia sensible, donde concretamente se desarrolla la vida humana y de los demás newen (fuerzas o energía). El tercero es el que se sitúa por debajo. Es posible remontarse a varios más pero en su charla del último miércoles, Lincán se limitó para simplificar la explicación. Cuando los mapuches se refieren a su territorio, incluyen a todos los niveles y no sólo a la superficie o al subsuelo. Y no sólo a sus personas, sino también al conjunto de newen que allí tengan existencia.

El expositor también habló de las “meli witran mapu” o cuatro partes de la tierra, de los procesos cíclicos que por ejemplo, se representan en el awün: durante los kamaruko, jinetes rodean el rewe una y otra vez en sentido contrario a las agujas del reloj para concentrar energía. El rewe es el “puro lugar”, el sitio que marca el centro del espacio ceremonial, frente al cual se desarrollan las diversas alternativas que mal se sintetizan en la expresión “rogativa”.

Reciprocidad vs. capitalismo

Además del carácter circular de la manera mapuche de percibir al mundo, Lincán introdujo el concepto de reciprocidad, que “nos puede ayudar mucho frente al capitalismo destructivo”. En su charla, mostró imágenes de llaollaos, de piñones, de maquis y de “lawen” (remedios). “Cuando los recogemos, le dejamos algo a la planta. Pero además, hay tiempos para sacar… Ahora vienen las (compañías) medicinales con bordeadoras, sacan todo, hacen sus productos y después dicen que es medicina mapuche”, cuestionó. Variante del extractivismo que tiene menos prensa que la minera o la petrolera, pero que es igual o más de mortífera.

Muchos otros conocimientos compartió Lincán, para confrontar con “la construcción social de lo natural” que Parques Nacionales trajo consigo desde 1934, aunque pueden rastrearse antecedentes, precisamente entre Moreno y aquellos que trabajaron para instalar el concepto de “Suiza argentina” sobre parte del territorio mapuche y tehuelche que la Argentina había conquistado. La manera de “pensar la naturaleza” que se tornó hegemónica concibe a “lo natural sin gente. No importa la convivencia” y no tuvo –ni tiene- en cuenta que “nuestro lenguaje viene de la tierra”.

“Los parques nacionales son expresiones del poder político” y formas que el Estado utiliza para “delimitar el uso de la tierra”. Lincán no utilizó la palabra “racismo” pero de qué otra forma puede explicarse la clasificación histórica de la APN, según la cual “privados” son los que dentro de su jurisdicción se consagran a las actividades turísticas o de conservación, inclusive con títulos de propiedad… Siguen en el ranking (descendente) los tenedores de Permisos Precarios de Ocupación y Pastaje, los odiosos PPOP que recayeron en “chilenos e indígenas” que debían pagar para que sus animales pudieran alimentarse. Y por último, los “intrusos”, aquellos que aunque tuvieran a tres generaciones de los suyos enterrados en el campo, no tenían derecho alguno en la lógica de la institución.


Los mayores de Amancay Quintriqueo supieron llevar consigo rótulo tan incómodo. El espacio territorial de su comunidad circunscribe el brazo Huemul del lago Nahuel Huapi “aunque ahora está más reducido” en relación al original. Recordó la joven werken (vocera) que al finalizar la Campaña al Desierto, Julio Roca “regaló nuestro territorio a Jorge Newbery y a (Jarred) Jones pero Newbery no nos echó: necesitaba mano de obra para sus alambrados y mujeres para la limpieza. Quedaron viviendo en un pedrero, donde en invierno se juntaban dos o tres metros de nieve”, compartió, ante la mirada sorprendida de la asistencia.

Tres generaciones de “intrusos”

Antes de la llegada de la “civilización” y el “progreso”, los Quintriqueo sembraban trigo, maíz y papas. “Parques Nacionales se formó para reprimir y contener a los poquitos que habían quedado”. Buena parte de los conocimientos que ahora difunde la joven Amancay, los escuchó en los relatos de José Mercedes Quintriqueo, su tatarabuelo. Vista desde 2018, “la política de Parques fue patriarcal porque los PPOP se pasaban del padre al hijo varón mayor. El resto de los integrantes de la familia, si se quedaban en el campo eran intrusos. Mi abuelo nació y murió en el territorio, pero para Parques era intruso”.


La tensión que fue permanente entre Parques Nacionales y los Quintriqueo “se agudizó durante la dictadura cívico militar. Los guardaparques venían armados y le decían a mi abuelo que tenía que irse del territorio porque querían terminar con la población”. El proceso de reorganización de la comunidad se inició en 2003 gracias al empuje de José Quintriqueo. Fue en ese marco de redescubrimiento de la identidad y de recuperación de las ceremonias que los más jóvenes supieron su pasado. “Mi abuelo jamás había contado la historia. Ahí fue que nos dijo que los guardaparques le decían: te vamos a matar si hablás… Hasta tuvo un pewma (sueño) y pudimos ubicar el lugar donde se hacían los grandes nguillatün”, confió su descendiente. Ese espacio tiene carácter sagrado para los mapuches, pero la ideología conservacionista de Parques Nacionales poco entiende de esas nociones.

Los mayores de los Kintupuray residen en la zona norte del lago Correntoso desde fines del siglo XIX o comienzos del XX, según las fuentes. También son preexistentes a los conceptos que pergeñaron Francisco Moreno, Emilio Frey, Bailey Willis o Exequiel Bustillo. “Parques dice que la zona no es apta para la vida humana pero nosotros seguimos presentes”, desafió Lucas, joven longko de su comunidad. “Es Parques el que está dentro de nuestro territorio, no nosotros en la jurisdicción de Parques”, corrigió.

Junto a otra comunidad “neuquina” y cuatro “rionegrinas”, los Quintriqueo y los Kintupuray integran el Consejo Intercultural de Comanejo del Parque Nacional Nahuel Huapi. La metodología resultó del intenso y dilatado Conflicto de Pulmarí, que detonara en 1995 y por el cual en su momento, 200 mapuches llegaron a estar procesados por el Poder Judicial. Como instrumento para frenar la represión se ideó la figura del Territorio Indígena Protegido que finalmente, decantó en los Comités de Comanejo, en cuyos ámbitos comenzaron a convivir guardaparques y demás técnicos del organismo con los longko y werken de las comunidades. Esas instancias de convivencia y diálogo no están exentas de tensiones, pero moderaron la histórica relación de opresión que Parques Nacionales puso en práctica hacia los pobladores mapuches.

Es un ámbito para que “Parques no decida solo sobre nuestro territorio. Ahí discutimos para que Parques saque las manos de nuestros territorios, porque nosotros somos kona de la itrofil mongen (servidores de toda la vida)”, subrayó Kintupuray. “Es muy dura la lucha porque Parques no comprende, las políticas públicas no avanzan pero yo veo que sí se avanza en el resto de la sociedad. Nosotros tenemos que estudiar la burocracia del Estado para ganarle con su herramienta y de a puchitos, vamos logrando cosas”, señaló el joven longko.

Nostalgias

Con el pedido de desalojo contra la comunidad Lafken Wingkul Mapu, la APN evidenció nostalgia y quiso reeditar los pasajes más dramáticos que vivieron los mayores de los Kintupuray y los Quintriqueo. Se sabe, su pedido ignoró una instancia de diálogo que se desarrollaba en la Intendencia del Parque Nacional Nahuel Huapi y encontró acogida en un juez federal. La bala que mató a Rafael Nahuel en aquella jornada fatídica la disparó un integrante de Prefectura Naval, pero la cargó hace décadas un pensamiento racista que considera a la naturaleza lejos del ser humano, sólo susceptible de disfrute contemplativo o deportivo. Una concepción colonialista que en sus inicios fue profundamente elitista, porque Bustillo no estaba pensando en las grandes mayorías populares cuando impuso su sello a Parques Nacionales… Un lógica jerárquica y verticalista que ya provocó demasiado sufrimiento y es necesario desterrar porque además, es poco efectiva si de conservación se trata. El prefecto disparó contra el cuerpo de un joven, pero son la reciprocidad, la circularidad y la complementariedad mapuches las que están en la mira. En la Casa Rosada, en el Ministerio de Seguridad, en La Moneda e inclusive en el Pentágono, tomaron nota de su peligrosidad.

miércoles, 10 de enero de 2018

Familia campesina del oeste formoseño denuncia impunidad y abandono del estado:

IMPUNIDAD Y ABANDONO

La imagen puede contener: 6 personas, personas sonriendo, exterior y naturaleza
El Sr. Domingo Romero denuncia, una vez más, que fueron desalojados del Paraje El Divisadero, Departamento Ramón Lista, Provincia de Formosa (lugar donde nació y vivió toda su vida con su familia), por civiles armados (al servicio de poderosos) en el mes de febrero del año 2017 y que hasta la fecha el caso permanece totalmente impune.

Aldo Romero (hijo de don Domingo y doña Blanca Sánchez) relata: “los asaltantes que nos desalojaron contaban con apoyo político y complicidad policial que facilitaron los desalojos, los robos y las destrucciones”. Continua diciendo: “resulta inexplicable que las autoridades no hayan hecho nada por nosotros y que los asaltantes y cuatreros sigan cometiendo ilícitos impunemente a pesar de innumerables denuncias”.

Domingo y Aldo Romero, recuerdan que después del robo y desalojo tuvieron reuniones con autoridades policiales, representantes del ministerio de la producción, intendentes municipales de Gral. Mosconi, Ing. Juárez y Pozo de Maza donde las autoridades se comprometían a gestionar soluciones a los graves problemas acaecidos pero que nunca cumplieron; aclaran: “existe un acta de los compromisos asumidos”.

Doña Higinia Risso, esposa de Aldo Romero y madre de tres hijos, expresa: “el desalojo, las amenazas de muerte, el robo y la destrucción de nuestra casa nos hizo mucho daño en lo económico, en lo anímico, en la salud y en todos los aspectos; en pocas horas perdimos casi todo lo que teníamos, es muy triste y doloroso y las autoridades no hicieron nada a favor de nosotros”. Higinia reitera: “Nos robaron, nos amenazaron de muerte, nos expulsaron, nos desalojaron y las autoridades nos dejaron tirados”.

Por otra parte don Domingo relata: “Nos destruyeron todo, corral, chiquero, huerta, cerco, pozo de agua, alambrados, potreros, y nos robaron muchos animales”. Y con lágrimas en los ojos agrega: “destruyeron la tumba de mi papá y mamá y se ensañaron con los restos”.

También comentan: “después que nos desalojaron una empresa privada entro a la tierra que nos pertenece a realizar perforaciones de gran envergadura y un conocido empresario extra provincial estuvo recorriendo el campo”.

Por último, doña Blanca, Domingo, Aldo e Higinia coinciden y dicen: “pasamos Navidad y Año Nuevo como exiliados, se burlan de nosotros y somos muchas las familias que sufrimos los abusos de poder de las autoridades”. Continúan: “queremos justicia, queremos recuperar nuestra tierra, queremos que nos devuelvan todo lo que nos pertenece”.

Desde el Movimiento Campesino de Formosa y el Frente Nacional Campesino acompañamos los justos reclamos de las familias campesinas del oeste formoseño que denuncian desalojos, violencia, cuatrerismo, aprietes e impunidad. Los beneficiarios del despojos contra los campesinos son políticos y empresarios.

Benigno López
Movimiento Campesino de Formosa
Frente Nacional Campesino

Contacto: Aldo Romero: 3718- 590966 / 3711-404917

martes, 26 de diciembre de 2017

ADOPTADO OFICIALMENTE EL DECENIO PARA LA AGRICULTURA FAMILIAR 2019-2028 POR LA ASAMBLEA GENERAL DE LAS NACIONES UNIDAS

El Comité de Coordinación Mundial del AIAF+10, impulsor de la campaña para la declaración del Año Internacional de la Agricultura Familiar 2014 y ahora del Decenio, está desarrollando un Plan de Acción que será propuesto a la FAO, el FIDA y los gobiernos.

20 de Diciembre 2017, Nueva York.- La Asamblea General de las Naciones Unidas, en sesión 72ª, ha adoptado oficialmente este 20 de diciembre de 2017 el Decenio para la Agricultura Familiar 2019-2028. Este Decenio servirá como marco para promover mejores políticas públicas de Agricultura Familiar y ofrece una oportunidad única para contribuir a poner fin al hambre y la pobreza y al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles-ODS. El documento de Resolución del Decenio, propuesto a principios de octubre por un grupo de 14 países liderados por Costa Rica, fue co-patrocinado por un total de 104 países y aprobado por unanimidad en el pleno de la Asamblea General. Esto es muestra del gran interés que el tema ha despertado en los países.

El Comité de Coordinación Mundial (CCM) del AIAF+10 saluda esta resolución, que afianza sus demandas y refuerza su compromiso en seguir trabajando y apostando por la construcción de nuevas y mejores políticas en favor de la Agricultura Familiar en los países y en las regiones. Con este objetivo, el CCM ha trabajado intensamente para lograr la declaración de este Decenio para la Agricultura Familiar 2019-2028.

El Comité de Coordinación Mundial (CCM), Comité Consultivo Mundial durante el AIAF-2014, está compuesto actualmente por representantes de las organizaciones ROPPA, PAFO, INADES INTERNACIONAL, COPROFAM, RELACC, PDRR, AFA, ASIADHRRA, SEWA, UPA, AFDI, NZYF, OXFAM, IFOAM Organics International, ACTION AID, FRM, así como de los Comités Nacionales de Agricultura Familiar de Madagascar, Costa Rica y Nepal. El Foro Rural Mundial (FRM) ejerce las funciones de Secretariado del CCM.

La adopción de este AIAF+10/Decenio para la Agricultura Familiar 2019-2028, es fruto de un largo proceso que dio comienzo en 2008 con la Campaña para la Declaración del Año Internacional de la Agricultura Familiar (AIAF-2014), coordinada por el Foro Rural Mundial e impulsada principalmente por organizaciones de la Agricultura Familiar, que cosechó significativos logros a favor de la Agricultura Familiar sobre todo en términos de política pública. La propia Resolución reconoce que el AIAF-2014 “dio más visibilidad a la función de la Agricultura Familiar, el pastoreo y las pequeñas explotaciones agrícolas como prácticas que contribuyen a lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición”.

La declaración de este Decenio ha sido posible gracias al apoyo y gran trabajo de organizaciones internacionales, especialmente FAO, FIDA, ILC e IICA, y hoy queremos expresar nuestro sincero reconocimiento por esta apuesta. Además, reconocemos el apoyo de todos los países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), la Reunión Especializada en Agricultura Familiar (REAF) y la Comunidad de Estados de Lengua Portuguesa (CPLP) y de otras más de 300 organizaciones de la sociedad civil, gobiernos, centros de investigación, organizaciones internacionales y cooperativas, entre otros. Cabe reiterar, la gran labor de liderazgo del Gobierno de Costa Rica.

UN PLAN DE ACCIÓN CONJUNTO EN FAVOR DE LA AGRICULTURA FAMILIAR PARA EL DECENIO

Este AIAF+10/Decenio para la Agricultura Familiar 2019-2028 nos brinda la mejor de las oportunidades para trabajar en conjunto en el impulso de nuevas y mejores políticas públicas en favor de la Agricultura Familiar.

El CCM ha empezado a trabajar en un ambicioso Plan de Acción que haga de este Decenio un instrumento eficaz que mejore la situación de nuestros y nuestras agricultoras familiares. Este Plan de Acción será propuesto a FAO, FIDA y gobiernos.


Del mismo modo, el CCM buscará el establecimiento rápido de un mecanismo de gobernanza del Decenio que ofrezca un lugar relevante a la sociedad civil.

EL DECENIO RECONOCE EL PAPEL DE LOS CNAF Y LA IMPORTANCIA DE LA ACUACULTURA, EL PASTOREO Y LOS BOSQUES EN LA AGRICULTURA FAMILIAR

En el documento de resolución del Decenio se reconoce el importante papel que los Comités Nacionales de Agricultura Familiar-CNAF jugaron en el AIAF-2014, y que se extiende también al Decenio. Por ello, el AIAF+10/Decenio para la Agricultura Familiar 2019-2028 buscará fortalecer e impulsar el trabajo de los CNAF presentes en los cinco continentes. Se espera que el Decenio se centre también en la elaboración de Directrices de apoyo a la Agricultura Familiar.

El CCM desea especialmente destacar algunos elementos incluidos en el documento de resolución que son de especial relevancia, como son: el fomento del intercambio de experiencias “farmer to farmer”; el concepto integrador de agricultura familiar, que incluye bosques, acuicultura, pastoreo y pesca familiar, así como el papel fundamental que juegan mujeres y jóvenes en la agricultura familiar.